Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Luna: Agua

El revuelo informativo sobre este tema debe atemperarse. Primero, porque la posibilidad de la existencia de hielo en la Luna se remonta a trabajos publicados en 1961, basados en observaciones de radar. Ahora, se trata de la interpretación de algunos resultados obtenidos durante la misión Clementine I, usando ondas de radar biestático. Con ellas se mide la magnitud y polarización del eco del radar versus el ángulo biestático, en zonas lunares seleccionadas. En una región de la cara oscura, cercana al polo sur, las medidas de polarización son compatibles con la existencia de hielo, aunque pueden haber otras explicaciones alternativas, ya que, por ahora, no hay medidas directas al respecto.