Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Djedi y el secreto de la Gran Pirámide

Djedi y el secreto de la Gran Pirámide
National Geographic grabó el uso de un robot para acceder a la pirámide :: AP

No se trata de una nueva aventura de la saga de Indiana Jones. Si es una aventura, pero una aventura científica, en la que un amplio equipo de científicos y egiptólogos intentará, usando un robot especial, Djedi, descubrir algunos de los misterios que guarda celosamente desde hace unos 4.500 años la pirámide egipcia de Giza (Gizeh), Keops (nombre griego) o Khufu (egipcio) la única de las maravillas del mundo antiguo que aún permanece en pie.

CONSTRUCCIÓN
Situada a unos 13 km al SO de El Cairo, fue construida hacia el año 2560 AC. Y según cuenta Herodoto, tras su visita a Egipto en el año 440 AC., unos cien mil hombres trabajaron durante veinte años, en la época de inundación del Nilo, para erigirla. ¿Cómo tumba-fortaleza para proteger su cuerpo y asegurar su resurrección?. ¿Cómo una gran  obra pública para dar alimento al pueblo durante el período de ociosidad forzosa?. ¿Con finalidades astronómicas y/o religiosas?. Aún se discute.

Los conocimientos científicos egipcios de la época eran excepcionales. Estudios hechos a través de varios siglos por diversos matemáticos parecen coincidir, con la idea de Charles Piazzi Smyth, astrónomo real de Escocia, quien la visitó en 1864 y descubrió que los constructores conocian la relación del diámetro de un círculo y la longitud de su circunferencia, el número p (conocimiento que se creía exclusivo de los sabios griegos) ya que el área de la base de la pirámide dividida por el doble de su altura da ese valor de p. En cuanto al conocimiento astronómico egipcio, el matemático y escritor romano Proclo (412 DC-485 DC) ya afirmó que la pirámide habla sido utilizada como observatorio antes de que se completara la construcción. Tras ello, numerosos científicos y astrónomos, entre los que destaca quien fuera el Secretario de la Royal Society, Richard Proctor (1837-1888) fueron aduciendo pruebas fehacientes del uso astronómico de la pirámide y de los profundos conocimientos astronómicos de sus constructores. 

La tarea de la construcción de la pirámide fue inmensa y aún presenta grandes incógnitas. La base cubre unas 5 hectáreas que hubo que limpiar y nivelar. Se ha calculado que la pirámide estaba formada por 2.300.000 piedras de 2,5 toneladas de peso cada una y medidas de 127x127x71 cm. Su altura es de 146,59 m. ¿Cómo se elevaron las piedras?. Diversas teorías han intentado explicarlo. La pirámide estaba cubierta en toda su superficie por placas de caliza. Las caras tienen un base de longitud 230 metros y su volumen total es de 2,592.968 metros cúbicos. Es tal la precisión en sus dimensiones que la diferencia entre sus lados es de pocos centímetros, los ángulos de su base son prácticamente rectos y sus caras están orientadas con gran precisión a los 4 puntos cardinales.

MISTERIOS
La distribución de las cámaras y corredores interiores es atipica. Una de estas cámaras interiores es la  superior, la cámara del Rey (o cámara del sarcofago) y la otra, inferior, es la de la Reina. De ellas salen unos conductos cuadrados ascendentes a 45º, de unos 20 cm de lado, que aunque conocidos como conductos deventilacion no se sabe cuáles eran su funciones reales. También existe una tercera cámara, denominada cámara subterranea, que se encuentra por debajo del nivel del suelo. Parece que no fue terminada. Desde la entrada, por el pasaje descendente se llega a la cámara subterránea y por un pasaje ascendente a la Gran Galería, desde donde dos pasadizos conducirían repectivamente a las dos cámaras del Rey y de la Reyna ya mencionadas.

Los antiguos ladrones de sepulcros saquearon la tumba. Escritores griegos y romanos se refirieron a una puerta engoznada secreta de entrada y a un foso.  Aparentemente, la puerta y el foso fueron encontrados en época de los romanos, pero la ubicación de la puerta secreta se perdió.

La investigación científica de la Pirámide de Keops tiene sus orígenes en el siglo XVII con visitas de científicos británicos. Hacia 1817 un grupo se abrió paso usando dinamita y descubrieron una cámara en la que se encuentraba inscrito el nombre de Keops. Este mismo grupo encontró los túneles ascendentes que se creyeron conductos de ventilación.

En 1872 se descubrieron los conductos ascendentes correspondientes a la cámara de la reina, encontrando algunos objetos y descubriendo que los conductos no eran rectos sino que presentaban esquinas.  

En la década de los pasados 60, Luis Álvarez, Premio Nóbel de Física de 1968, creó un detector del paso de rayos cósmicos, que esperaba podría revelar cámaras ocultas en las pirámides. La probó en la de Kefrén (el hijo de Khufu). Pero el análisis de los resultados hechos en  Berkeley, California, no resultó positivo.

DJEDI
En el año 1992 comenzó el uso de robots para la investigación de la pirámide. Tras una experiencia realizada en el conducto ascendente sur de la cámara de la Reina, un robot escalador, el Upuat 2, encontró que el conducto norte era más complicado de explorar y sólo logró recorrer los primeros 19 metros, bloqueados por una puerta de piedra caliza, con tiradores de latón oxidado (puerta de Gatenbrick). Transcurridos diez años, otro robot perforador, de National Geographic, subió por ese corredor norte y perforó la puerta de Gatenbrick. Resultado: otra pequeña cámara y una nueva losa sin tiradores. Poco después. en el conducto sur, se encontró lo que podía ser una réplica de la puerta de Gatenbrick.  . ¿Qué pretendían proteger esas puertas?. ¿Otras cámaras ocultas?. ¿Tesoros desconocidos?. ¿Enterramientos ocultos?

Djedi era el nombre del mago que Keops consultó a la hora de comenzar la construcción de su pirámide. Es también el nombre del robot y del nuevo proyecto que pretende aclarar, durante los próximos cinco años, los misterios de la pirámide, comenzando con los dos pasajes tapiados y las tres puertas calizas. Se trata de una misión internacional coordinada por el Dr. Zahi Havass, un prestigioso arqueólogo y egiptólogo. La investigación cuenta con el patrocinio inglés de la Universidad de Leeds y el apoyo francés de Dassault Systemes.  Entre los miembros del equipo se incluyen el Dr. NG Chuen Tze (Hong Kong), con experiencia en robótica espacial que viene trabajando desde 1992 en el concepto y  el profesor de ingeniería de sistemas y diseño, Dr. Robert Richardson, de la Universidad de Leeds, así como otros expertos en ultrasonidos, ecomediciones, intensidad de impactos, cálculos de espesores, etc.

El robot, que puede hacer y pasar por orificios de 20 mm de diámetro, contará con una serie muy completa de instrumentos auxiliares: una taladradora de precisión, una brújula y un nivel especialmente diseñados, una micro cámara "serpiente " que puede pasar a través de espacios pequeños y ver esquinas redondas de modo parecido a como funciona un endoscopio; un dispositivo ultrasónico miniaturizado, que escucha la respuesta del sonido en las paredes para ayudar a determinar el espesor y el estado de la piedra. Se tiene previsto que antes de finalizar el presente año se iniciarán los trabajos dentro de la pirámide.

Pasado y Ciencia
» Otras Noticias