Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Uranio empobrecido

El cruel interés militar del uranio empobrecido en las cabezas de los obuses radica no solo en su densidad y dureza (mayor penetrabilidad) sino en que, tras el impacto, el uranio metal se calienta y fragmenta en pequeñas partículas, que sufren una combustión controlada (por la presencia de 0,75% de titanio), originando un enorme calor que hace abrasar todo lo que se encuentre en el interior del vehículo blindado alcanzado por el obús. Otro uso diferente, por su dureza, es para construir blindajes.