Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Mano cerebral

Esta semana la revista 'Journal of Neuroscience' publica los resultados de una investigación dirigida por el investigador José Contreras-Vidal de la Universidad de Maryland en la que ha conseguido de un modo no invasivo, sin implantar electrodos en el interior del cerebro, sino situándolos sobre el cuero cabelludo, recoger las correspondientes señales del cerebro capaces de reconstruir los movimientos de un brazo artificial en tres dimensiones. Indudablemente el paso siguiente será el de intentar una interfaz portátil entre un ordenador y el cerebro, para aplicarlo a brazos robotizados o sillas motorizadas en el caso de personas con brazos amputados o no funcionales o de pacientes con desórdenes neuromusculares severos. Usaron varias decenas de sensores acoplados a diferentes lugares de la cabeza y el de mayor eficacia fue el situado sobre la región de la corteza sensorimotora primaria. Más en: http://www.sph.umd.edu/KNES/faculty/jcontrerasvidal/index.html