Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Amistad e imitación

Sin duda estos dos conceptos están muy relacionados entre sí en los humanos. En un artículo titulado "Capuchin Monkeys Display Affiliation Toward Humans Who Imitate Them" un equipo investigador dirigido por la doctora Annica Paukner llega a la misma conclusión, pero estudiando el comportamiento de los monos capuchinos, que parecen recompensar con la amistad el hecho de ser imitados. Los capuchinos son una especie de monos sumamente sociables, y los investigadores descubrieron que preferían mucho más a los humanos que imitaban simultáneamente sus acciones, que a otros humanos que llevaron a cabo acciones similares, pero no simultáneamente. Los monos observaron durante más tiempo a sus imitadores humanos, pasaron más tiempo cerca de ellos, y también interactuaron con ellos con mayor frecuencia, en un intercambio de señal-por-alimento, en comparación a cómo respondieron respecto a otros humanos que no estaban imitándolos directamente. Los investigadores también confirmaron que era el acto de imitación de los humanos lo que se ganaba el afecto de los capuchinos y no simplemente la mayor familiaridad o un percibido estado de atención a los monos. Como la imitación ha estado largamente asociada con comportamiento cooperativo entre humanos –y dado que provee una forma de conectar con otros y comunicar similitudes o afinidad—este descubrimiento de un vínculo entre imitación y comportamiento social amistoso en primates no humanos sugiere que la imitación podría ser un mecanismo subyacente de comportamiento social productivo en todos los primates.