Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Superaspirina APHS: COX-2

La aspirina ejerce buena parte de sus efectos por inhibición de una enzima denominada ciclooxigenasa (COX). Desde 1991 se sabe que existen dos variedades de la enzima, COX-1 y COX-2. La aspirina inhibe las dos. El bloqueo de COX-2 mitiga el dolor y la inflamación, pero la inhibición de COX-1 provoca hemorragias estomacales. Ahora, los investigadores de la Universidad de Vanderbilt han desarrollado una "superaspirina", la APHS, que bloquea la COX-2 de un modo 60 veces más potente que la aspirina pero que, sin embargo, no afecta a la COX-1, es decir que no presenta los efectos perjudiciales hemorrágicos de la aspirina.