Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Investigadores del Imperial College de Londres han analizado la naturaleza de la capa de espuma que se forma al preparar el té, sobre todo si las bolsitas se usan con aguas duras y más aún si se adiciona leche, al contrario de lo que ocurre con el té con limón

Investigadores del Imperial College de Londres han analizado la naturaleza de la capa de espuma que se forma al preparar el té, sobre todo si las bolsitas se usan con aguas duras y más aún si se adiciona leche, al contrario de lo que ocurre con el té con limón. La respuesta obtenida es que la espuma es un material orgánico complejo derivado de la oxidación de los polifenoles presentes en el té, mediada por los iones calcio del agua, con producción simultánea de pequeños cristales de carbonato cálcico. Con agua destilada (sin calcio), con el limón (pH bajo) o con complejantes del calcio no se produce la espuma.