Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud
 

Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Superlente

La principal limitación de las lentes ópticas viene determinada por la naturaleza de la luz y su parámetro conocido como límite de difracción, que imposibilita la observación de objetos de tamaño menor a los 200 nanómetros (un nanómetro es una millonésima parte de un milímetro). Para conseguirlo se precisan microscopios carísimos como los de barrido electrónico. Pero Durdu Guney, un investigador de la Michigan Technological University, confía en lograrlo  y llegar a la observación de un virus en una gota de agua o una infinidad de posibles aplicaciones tecnológicas que irían desde microscopios de ultra-alta-resolución a mejoras importantes en nuestras cámaras o teléfonos móviles. En un artículo recién publicado en la revista Physical Review B, explica  la nueva metodología basada en los denominados plasmones, un tipo de excitación elemental en sólidos: los fotones al llegar a la superficie de un material quedan atraídos y atrapados por electrones libres, que los transportan por el interior del sólido. Estas partículas pueden ser utilizadas para transportar la luz a través de una lámina. Con sus propiedades se puede obviar el límite de difracción.

Más en:
http://www.mtu.edu/news/stories/2012/january/story60318.html