Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Células progenitoras: Blastocistos

El grupo del Dr. James Thomson, en Wisconsin, derivó sus células de embriones precoces en estado de gástrula, sobrantes de los tratamientos de fertilidad. Esas células son capaces de diferenciarse en otras clases de células pero son incapaces de producir un embrión si se implantan en un útero, es decir, se tratan de células derivadas de embriones humanos pero que por ellas mismas no pueden ser consideradas como embriones. Ello abre la posibilidad de la obtención de cultivos clónicos y, si es necesario, transgénicos, de estas células con posibilidad diferenciadora adecuada para poder reparar órganos dañados.