Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Órganos artificiales

En la revista NATURE BIOTECHNOLOGY (febrero 1999) se publica el gran éxito conseguido por un grupo investigador de Boston. Usando cultivos de células procedentes de la vejiga urinaria de perros Beagle, han conseguido reconstituir los órganos completos, implantando estas vejigas urinarias en seis animales, donde han desarrollado una buena funcionalidad e, incluso, los animales han podido recuperar la capacidad de control sobre la vejiga. Los investigadores usaron unos moldes plásticos biodegradables con la forma de la vejiga, sembrando su parte externa con capas de células musculares de vejiga y la interna con células uroteliales. Tras el reimplante, a los tres meses, la apariencia y funcionalidad eran casi normales, el plástico se había degradado y se habían formado las adecuadas conexiones sanguíneas y nerviosas.