Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Piel-sangre

Poder disponer de céluas sanguíneas derivadas de otras del propio paciente eliminaría problemas de rechazo y sería útil para el tratamiento de muchas situaciones patológicas, desde transfusiones y trasplantes a varios tipos de cánceres. En el pasado los científicos habían conseguido obtener células sanguíneas a partir de células madre embrionarias. Ahora, un grupo investigador canadiense ha publicado un método de obtención a partir de células diferenciadas, concretamente a partir de las obtenidas de una pequeña muestra de la piel de 4 x 3 centímetros. Está previsto que en el año 2012 se puedan iniciar los correspondientes ensayos clínicos tras los que se podrá saber si realmente existe o no la posibilidad de una aplicación clínica del hallazgo.