Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Prudencia

Prudencia

El problema del hambre, que afecta, según la FAO, a casi mil millones de personas, ya no es un problema producción de alimentos. En este aspecto la aportación de los transgénicos ha sido importantes. Las causas estriban en la distribución y en las desigualdades socioeconómicas. El debate de los transgénicos no debe resolverse con una afirmación o una negación precipitadas sino con el mantenimiento e, incluso, aumento de las vigilancias científicas respecto a su producción, uso y comportamiento que alerten respecto a cualquier problema potencial que pudiera aparecer