Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Nanotubos y cartígalo

En la revista JOURNAL OF BIOMEDICAL MATERIALS RESEARCH PART A investigadores americanos muestran los buenos resultados conseguidos en la obtención de tejido conectivo usando como base un polímero de policarbonato uretano con nanotubos de carbono sobre los que situaron condrocitos, es decir, células formadoras de cartílago. Para estimular el proceso se hacen pequeñas descargas eléctricas a través de los nanotubos, que son excelentes conductores eléctricos. Desde hace unos meses están usando el proceso en algunos animales, para sustituir articulaciones dañadas por otro nuevo tejido conectivo.