Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Hormona de crecimiento recombinante

Desde noviembre de 1993, en los Estados Unidos quedó autorizado el uso de la hormona de crecimiento bovina biotecnológica recombinante. Comercializada bajo el nombre de Pasilac, origina un incremento en la producción láctea de las vacas de más del 15%. En el desarrollo de la hormona, las compañías Monsanto, Lilly, Upjohn y Cianamid han invertido durante diez años más de 700 millones de dólares, pero en el análisis del proceso aparecen algunas dudas. Basados en diversas publicaciones dispersas de Monsanto, tres investigadores ingleses, desde 1990, han visto obstaculizados sus intentos, por Monsanto, de publicar su análisis global estadístico de todos los datos, en el que concluyen que existe una mayor incidencia de mastitis, infecciones, en las vacas tratadas con la hormona. Monsanto arguye en su negativa los derechos intelectuales de propiedad de los datos originales, pero las conclusiones, a pesar de su no publicación, se han enviado a los diversos organismos internacionales y se han discutido en revistas científicas de gran relevancia.