Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Maíz transgénico

La EPA, o Agencia estadounidense de protección ambiental, acaba de dar su aprobación para que se comercialicen por parte de las compañías la Mycogen Co. y una filial de la empresa suiza Ciba, las primeras semillas de maíz transgénicas modificadas biotecnológicamente. Estas semillas son capaces de que las plantas produzcan una proteína específica que es tóxica hacia el insecto conocido como minador europeo del maíz, provocador de grandes pérdidas, que solo en EE.UU se evalúan en miles de millones de dólares anuales. El camino seguido para esta consecución ha sido aislar y clonar el gen correspondiente a esa proteína a partir de la bacteria del suelo Bacillus thuringiensis, tras lo cual el gen se ha introducido en el genoma de las semillas. El Bacillus thuringiensis es una bacteria que algunos practicantes de la llamada Agricultura biológica o natural ya venían utilizando como un pesticida natural evitador del uso de pesticidas químicos.