Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Seda de araña

La tela de las arañas posee unas propiedades excepcionales. Algunas de ellas presentan una resistencia a la ruptura y una dureza del mismo orden de la que poseen las fibras sintéticas conocidas de mayor rendimiento, e, incluso, aun mejores, son su elasticidad y su resistencia a los choques. Todo ello les haría ser un material ideal en muchas aplicaciones, desde velas para barcos, a chalecos antibalas o componentes de la industria automovilística. Un equipo investigador de la Universidad de Washington ha estudiado intensivamente las fibras de seda de la araña Nephila clavipes. Creen que, en dos o tres años, podrán conocerse las secuencias exactas de los aminoácidos de las proteínas correspondientes, lo que posibilitaría intentar los procedimientos biotecnológicos que llevasen a su obtención industrial, en cultivos de microorganismos.