Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Válvulas cardíacas

En pacientes cardiovasculares, para sustituir sus válvulas defectuosas, se utilizan muchas válvulas producidas a partir de pericardio bovino (el saco que protege al corazón). Hasta ahora no se había realizado ningún estudio exhaustivo sobre su resistencia a la fatiga de uso. Científicos de varias universidades inglesas acaban de dar a conocer los estudios comparativos realizados sobre dos grupos de tales válvulas, uno de ellos recién fabricado y sin implantar y el otro consistente en válvulas extraídas, por motivos ajenos a las propias válvulas, a pacientes que las llevaban. Ambos grupos se sometieron a esfuerzos y desgastes equivalentes a los de 10 años de uso y los resultados obtenidos han confirmado, en todos los casos, la capacidad de las válvulas para funcionar adecuadamente, como mínimo, ese periodo de tiempo.