Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Plantas transgénicas promiscuas

Los conservacionistas se oponen al desarrollo comercial de las plantas transgénicas. Pero los peligros no radican en ciertos peligros, clasificables como de Ciencia-ficción, que algunos esgrimen. El peligro real es que los genes insertados a las plantas transgénicas para que, por ejemplo, sean resistentes a los herbicidas, pueden ser tranferidos a otras variedades vegetales genéticamente próximas, con lo que, al contrario de la finalidad perseguida, se pueden producir nuevas formas de hierbas indeseables, más resistentes, que hagan necesario el desarrollo de nuevos herbicidas más potentes. La Dra. Joy Bergelson así lo ha demostrado en algunos casos de plantas hasta ahora consideradas como exclusivamente autopolinizantes. Sus resultados se publican en el número de ayer de la revista NATURE. Un peligro sería, por ejemplo, que genes de resistencia a un herbicida insertados en las plantas de maíz, pasen a ciertas clases concretas de otras hierbas forrajeras, que se convertirían en resistentes al herbicida, extendiéndose con facilidad, compitiendo por el agua y los nutrientes que necesitan las cosechas.