Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

La buena cosecha del 95

La Asociación Americana para el Avance de las Ciencias, la mayor organización científica del mundo, desde hace 6 años, al finalizar diciembre, elige los 10 descubrimientos científicos más relevantes en el año que acaba, concediéndose al más destacado el título de Molécula del Año. Anteayer, viernes, en Washington, se han hecho públicos los premios correspondientes a 1995.

MOLÉCULA DEL AÑO. El galardón de honor ha sido no para una molécula sino para una nueva forma de materia, "una materia muy especial" como se titulaba el artículo con el que, en su día, nos referimos al hallazgo. Su existencia fue predicha, en 1924, por Einstein y el físico hindú Bose, pero su obtención hubo de esperar a las 10 horas 54 minutos locales del pasado 5 de junio. Fructificó así el esfuerzo de un grupo de físicos de la Universidad de Colorado, en Boulder, EE.UU. Junto a los tradicionales estados sólido, líquido, gas y plasma, el ahora denominado estado condensado de Bose-Einstein (BEC) se alcanza cuando ciertos átomos gaseosos se enfrían a temperaturas que bordean el cero absoluto (-273 grados centígrados). A esa temperatura, las partículas subatómicas, bosones, se sitúan en un estado de idénticas propiedades cuánticas entre ellos, por lo que el BEC "es a la materia lo que una luz láser es respecto a la luz de una bombilla convencional".

AVANCES MOLECULARES. Cuatro de los diez descubrimientos más espectaculares corresponden a este campo. Intentaremos resumir su contenido:

a. Un gen controlador general. Se sospechaba la existencia de genes individuales capaces, por sí solos, de controlar la activación de los complejos programas que se necesitan para que se fabrique un determinado órgano o tejido. Científicos suizos han encontrado uno de estos genes, específicamente el que controla la formación del ojo. Han demostrado que, exactamente el mismo gen, activa la formación de un ojo en la mosca de la fruta que en un ratón. También fueron capaces de colocar el gen en lugares diferentes del cuerpo de una mosca induciendo que creciesen hasta 14 ojos en lugares diferentes del cuerpo de un mismo animal. Con ello se abre un espectacular futuro.
 

b. El descubrimiento y clonación del gen ob (obeso) por investigadores de la Universidad de Rockefeller, supuso un gran acontecimiento, incluso en Wall Street, donde la compañía Amgen vio subir sus acciones, tras adquirir por 20 millones de dólares, los derechos de patente para desarrollar productos derivados del gen. El gen codifica a una proteína, leptina, cuyo suministro a ratones les hace perder peso, perder grasa. Ya se ha comprobado que la leptina posee un receptor propio en el hipotálamo que controla la producción de sustancias específicas responsables de la destrucción metabólica de los depósitos grasos.


c. No han sido las universidades ni los grandes centros investigadores gubernamentales los que lo consiguieron. La secuenciación, el conocimiento molecular total, de los dos primeros genomas enteros de bacterias lo han logrado investigadores de una fundación privada, ligada a las grandes firmas farmacéuticas internacionales. En junio le correspondió el turno al microorganismo Haemophilus influenzae y en octubre al ADN del Mycoplama genitalium.

d. El otro gran hallazgo molecular ha sido el aislamiento de los componentes de la telomerasa humana. La telomerasa es un complejo enzimático que cataliza la síntesis de los telómeros, que son unas estructuras especializadas situadas en los extremos de los cromosomas. Su importancia radica en que, desde hace unos años, se sabe que los telómeros representan un papel primordial en la regulación del envejecimiento celular y que, su activación anormal, conduce a la aparición de cánceres. El complejo telomerasa presenta la peculiaridad de estar constituido por mezcla de moléculas de proteínas y de ácidos ribonucleicos.

CIELO Y ATMÓSFERA. Se han producido grandes novedades astronómicas en 1955. De entre todas ellas se han elegido dos:

a. El descubrimiento suizo de un planeta fuera de nuestro sistema solar. En la constelación Pegaso observaron una pequeña alteración en las señales analizadas que, tras estudiadas, las atribuyeron a la existencia de un planeta grande, la mitad de Júpiter, que gira alrededor de un Sol llamado Pegaso 51, con un periodo orbital de tan solo 4,1 días, muy cercanos ambos.

b. Respecto al efecto invernadero y al cambio climático, hasta ahora era intrigante que el calentamiento real de la tierra fuese menor que el previsto por los diversos modelos de predicción existentes. En 1995 se ha descubierto la causa, que consiste en el efecto enfriador que ejercen las pequeñísimas gotas de ácido sulfúrico que se producen con motivo de la combustión de los combustibles fósiles, dando lugar a unos aerosoles distribuidos por zonas regionales de nuestro planeta, moderando localmente el calentamiento producido.

QUÍMICA Y TECNOLOGÍA. Otros dos grandes descubrimientos los podemos encuadrar aquí:

a. Imitando a la naturaleza, la química está obteniendo grandes éxitos con las denominadas estructuras auto-ensamblables, de muy diferentes aplicaciones. Con algunas de ellas se han podido modelar superficies de semiconductores, lo que se espera se traduzca en avances para la microelectrónica y la optoelectrónica. En otros casos, se consiguieron grandes moléculas huecas rellenadas con otras menores, lo que podría ser útil en el suministro de fármacos específicos. Otras moléculas se dotaron de sensores capaces de cambiar de color cuando las moléculas se unían a sus objetivos específicos.

b. A mitad de la década del cerebro, las nuevas técnicas de obtención de imágenes de la actividad mental han conseguido grandes avances en la unificación de los estudios sobre mente y cerebro. Han destacado este año algunas técnicas no destructivas, como la resonancia magnética funcional (fMRI) y la magnetoencefalografia. De este modo se han podido desarrollar detallados mapas cerebrales relacionados con sus funciones, descubriéndose por ejemplo, que las mujeres usan ambos hemisferios cerebrales para procesar el lenguaje, mientras que los hombres tan solo utilizan su mitad izquierda.

CIBERESPACIO. Completa la relación de los diez hechos más destacables, en 1995, para la Ciencia, las aplicaciones científicas del Internet, del World Wide Web. Sobre todo, la disponibilidad de los grandes bancos de datos científicos y la aparición de un gran número de revistas científicas electrónicas, favoreciendo el nacimiento de la aldea global científica. En resumen, la añada científica de 1995 quedará marcada para el futuro con el calificativo de muy buena o excelente.