Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Nobeles Medicina 2002

El pequeño gusano Caenorhabditis elegans ha resultado de gran utilidad en el estudio de la regulación del desarrollo de órganos y de la la apoptosis o muerte programada (suicidio celular), temas que, en varias ocasiones han ocupado estas páginas. Durante su desarrollo se generan 1090 células de las que 131 se eliminan por apoptosis, con lo que el nematodo hermafrodita adulto se compone de 959 células somáticas. Los galardonados con el Nobel de Medicina 2002 han sido: Sydney Brenner (75 años) quien hizo del C. elegans un organismo modelo y John Sulston (60 años) y Robert Horvitz (55 años) quienes descubrieron mecanismos y genes de los procesos mencionados.