Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Tierra: Corazón

El núcleo más interno de la Tierra está compuesto básicamente de hierro, pero ciertas observaciones sísmicas han indicado que la densidad de esa zona es menor de la esperada por lo que deben haber elementos más ligeros que el hierro. Ahora acaba de demostrarse que ello puede deberse, al menos en su mayor parte, a la existencia de gas hidrógeno. En el laboratorio se ha reproducido el fenómeno, usando hierro a altas temperaturas (1200-1500ºC) y grandes presiones (7,5 gigapascales), con lo que el hierro fue capaz de contener cierta cantidad de burbujas de hidrógeno.