Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Misterio

Mientras que los ingenieros del  Large Hadron Collider (LHC) de Ginebra prosiguen su puesta a punto, su análogo, el Collider Detector del Fermilab, en Batavia, Illinois, continúa trabajando. Y, se acaban de anunciar unos resultados inesperados cuando su acelerador de partículas Tevatron ha creado unas partículas elementales inexplicables al hacer colisionar protones y antiprotones acelerados dentro de un pequeño tubo de 1,5 cm de ancho en el que quedan confinadas las partículas producidas, por ejemplo los muones. Lo inexplicable ha sido encontrar algunos de estos muones fuera del recinto de producción. ¿Proceden, por descomposición, de otras partículas hasta ahora desconocidas, capaces de atravesar las paredes de su confinamiento?.