Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Observatorio Compton-3

Durante su estancia espacial el CGRO no solo estudió las violentas e invisibles lejanas erupciones de rayos gamma, sino también otros aspectos como las fuentes de antimateria o los chorros de partículas que brotan a velocidades de millones de kilómetros por hora desde los agujeros negros. El telescopio Compton logró detectar más de 400 orígenes de rayos gamma (diez veces más que las previamente conocidas), y analizó más de 2.500 erupciones de rayos gamma, mientras que, anteriormente, únicamente se habían podido detectar algo menos de 300