Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Abdullah

En el año 820 de nuestra era se penetró por primera vez en la pirámide de Keops para reconocerla. El joven califa Abdullah Al Mamun creía que la pirámide contenía una cámara secreta con grandes tesoros. Sus trabajadores no encontraron la puerta secreta pero excavaron un estrecho túnel de 30 metros de longitud y encontraron diversos pasadizos y túneles bloqueados con grandes bloques de granito de casi dos metros de diámetro, llegando a la cámara de la Reina, vacia, y a la cámara del Rey, en cuyo centro un gran sarcófago de granito, estaba vacío y sin tapa. Como las cuñas de granito no habían podido ser superadas por los ladrones de tumbas, ¿por qué la cámara del Rey y la de la Reina estaban vacías?. Decepcionados,  los árabes quitaron de la pirámide la parte exterior de su cubierta de caliza, y utilizaron las piezas para construir mezquitas y palacios en El Cairo.