Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Herculano

Herculano fue una ciudad italiana de cerca de 5000 habitantes, situada a 8 km de Nápoles, que fue destruida en el año 79 de nuestra era por la misma erupción volcánica del Vesubio que sepultó a Pompeya. Sus ruinas permanecieron enterradas a unos 20 metros de profundidad hasta que, accidentalmente, fueron descubiertas en 1709. Por ello, sus restos humanos se encontraron muy bien preservados. En la revista LANCET de esta semana se revelan los datos obtenidos a partir de uno de ellos. Se trataba de una joven embarazada de alta posición social que llevaba una horquilla de hierro para sostener el elaborado peinado de su cabello teñido. Los investigadores han encontrado un huevo de piojo en uno de sus cabellos, corroborando que la existencia de piojos en el pelo era un hecho común en la antigua Roma.