Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Tutankamón: Historias

Los fallos en el fluido eléctrico en El Cairo, en los años 20, no eran sorprendentes, sino cotidianos. Respecto al fiel perro de Lord Carnavon muerto simultáneamente con su dueño, pero a miles de kilómetros de distancia, hay que considerar que el hijo de Lord Carnavon declaró que el perro murió a las 4 am, hora británica, mientras que el arqueólogo había fallecido a la 1.55 am, hora egipcia, es decir, más de 4 horas antes. Más aún, en una entrevista publicada por el Daily Mail hace unos años, Richard Adamson, uno de los soldados guardianes que dormían en la tumba indicaba que la idea de la maldición la habían propalado los británicos como una protección contra los ladrones de tumbas.