Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Clima: Futuro económico

Dada la situación actual y el incremento previsto de la población mundial será muy difícil que en el siglo XXI no se doblen las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono. Diversos modelos, que han combinado los efectos calentadores que producirá el dióxido de carbono así como los enfriadores de los aerosoles, han evaluado las consecuencias económicas que se derivarían del calentamiento y que afectarían, sobre todo, a los países en desarrollo. Los cálculos más conservadores, del IPCC, calculan los efectos en una minoración del 1,5-2% del producto bruto mundial, mientras que el CGI, un importante grupo de defensa ambiental, establece las pérdidas en cifras, al menos, 10 veces superiores.