Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Tierra: Desplazamiento polar

El movimiento de la Tierra respecto a su eje de rotación, en largos periodos de tiempo, se llama desviación polar y se relaciona con los movimientos tectónicos de continentes o grandes placas, además de con grandes acontecimientos volcánicos. Los datos paleomagnéticos de los pasados 100 millones años indican que ese desvío polar ha sido mínimo, de menos de 1000 kilómetros de magnitud, lo que se corresponde a los pequeños cambios habidos en este tiempo en los movimientos tectónicos de las placas continentales durante las épocas Cenozoica y Mesozoica.