Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Ozono: Satélite NOAA

Las noticias al respecto no son buenas. Los controles sobre la producción y uso de los clorofluorocarbonados se tomaron demasiado tarde y, posiblemente, si tales controles son muy severos, hasta el año 2015 no se produzcan los primeros tímidos signos de mejora de la capa de ozono. El agujero antártico de la capa de ozono del presente año 1988 acaba de ser evaluado con los datos procedentes del satélite NOAA, mostrándose como el más extenso y profundo de los conocidos, desde que a principios de los 70 se tuvieron noticias sobre este fenómeno.