Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Tierra: Corazón caliente

Las dos propiedades más significativas del corazón de la Tierra son de temperaturas y presión. La temperatura es casi 7.000 ºC. A esa temperatura, más caliente que la superficie del Sol, toda la materia irradia una blanca luz cegadora. En cuanto a la presión, en el corazón de la Tierra es millones de veces la de la superficie. Bajo tan gran presión, la mezcla de níquel-hierro allí ha solidificado como una esfera sólida de 2.400 kilómetros de diámetro, que flota en el centro de un mar de metal candente líquido.