Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Efecto invernadero

Cuando un planeta tiene atmósfera, su temperatura superficial es mayor de lo que sería si la atmósfera no existiera y los gases emiten radiación que calienta la superficie. Si la Tierra no tuviese efecto invernadero la temperatura media de la superficie de la Tierra, sería unos 33 ºC más fría de lo que es en la realidad, unos -19 ºC en vez de los 14 ºC reales. Si la intensidad del efecto invernadero se duplicara la temperatura sería de 47º. Por tanto, el efecto invernadero no es malo, es necesario. Lo crítico es su intensidad.