Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

CO2

Si el CO2 producido en las centrales eléctricas alimentadas por carbón no se emitiese a la atmósfera podríamos disponer de energía barata y sin efecto invernadero. Por ello, muchas investigaciones se dirigen a la posibilidad de almacenar subterráneamente  ese CO2.  Para aclarar el riesgo a la salud humana que ello podría significar científicos de la Universidad de Edimburgo han realizado una investigación publicada en la importante revista PNAS demostrando que el riesgo de muerte por intoxicación, como resultado de la exposición a pérdidas de dióxido de carbono de las rocas subterráneas, sería menor de uno entre 100 millones, es decir mucho menores que las posibilidades de ganar el premio gordo de la lotería.