Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Casie

CASIE es el acrónimo del proyecto Characterization of Arctic Sea Ice Experiment. Como indica su nombre, caracterización del hielo del mar Ártico, no se trata de ningún caso de espionaje clásico aunque durante los últimos diez años se han usado satélites espías y las fotografías obtenidas se han mantenido en un secreto casi absoluto, hasta que hace unos días un comité de la Academia Nacional de Ciencias USA recomendó que se hicieran públicas, coincidiendo con el éxito alcanzado por un pequeño avión científico no tripulado, el SIERRA, que pesa 50 kg y que puede volar a una baja altura, bajo las nubes, de unos 50 metros, obteniendo imágenes coordinadas con las de los satélites con lo que se ha podido alcanzar una precisión casi total pasando de las resoluciones de 15 metros con el satélite Landsat, hasta el metro de los últimos tiempos o con la alta resolución actual. El proyecto finalizará a finales del presente mes de julio y permitirá tener un conocimiento perfecto de la distribución del hielo ártico. Los primeros datos analizados muestran que en el año 2009 la cantidad del depósito de hielo antiguo es sólo un 12% de la existente en el año 1988. Por aquel entonces el hielo viejo cubría un 20% del océano Ártico, mientras que ahora solo supone un 2%. Los datos procedentes del SIERRA se integran con los de los satélites, sobre todo con los del satélite AQUA de la NASA, equipado con un utilísimo espectroradiómetro para imágenes de resolución media.