Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

IAEA

La Agencia de Energía Atómica Internacional (IAEA) informa diariamente, a través de su página Web, de la situación tras el accidente nuclear de Fukushima. Uno de sus últimos calificativos globales era el de situación muy seria. Sigue buscándose la localización de las rupturas origen de las fugas radiactivas, aunque parece que las temperaturas y presiones en los tanques no empeoran. En cuanto a las radiaciones emitidas se ha detectado iodo-131 en 8 prefecturas y cesio-134/137 en 5 prefecturas, a niveles que hacen recomendar, aunque solo sea como precaución, que no se beba agua de esos lugares. Las radiaciones mayores se sitúan al Sur y Suroeste de la planta, hasta una distancia de 41 km y su intensidad varía de 0,3 a 31 microsiervert por hora, mientras que las radiaciones beta suponen de 0,01 a 3,2 megabecquerel por metro cuadrado.