Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Guerra del Golfo: Efectos ecológicos

Han pasado cuatro años tras la guerra de Kuwait, pero los científicos siguen estudiando los gravísimos efectos ecológicos que supusieron los vertidos e incendios de los pozos petrolíferos. Un grupo de investigadores del departamento de Botánica y Microbiología de la Universidad de Kuwait, acaban de dar a conocer los resultados de algunas de sus investigaciones, constatando que más de 50 km2 del desierto sufre todavía una altísima contaminación y, allí, prácticamente no se observa ninguna clase de vegetación. Sin embargo, en la superficie de las zonas moderada o ligeramente contaminadas, con un contenido en compuestos petrolíferos inferior al 10%, si se han adaptado plantas autóctonas y resulta interesante que, en sus raíces, se están encontrando asociaciones con un gran número de microorganismos biorremediadores. Estos microorganismos se alimentan precisamente de esos desechos petrolíferos, específicamente de hidrocarburos aromáticos y alifáticos, ayudando a desintoxicar los suelos. Ello permitirá aplicaciones, tales como las de utilizar vegetales de este tipo, previamente adaptados, para ayudar a la desintoxicación de otras áreas contaminadas o la posible Investigación del uso de estos microorganismos para combatir vertidos marinos, etcétera.