Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Volcanes: Contaminación

Una reciente Investigación ha examinado los cálculos que hasta ahora se hacían para evaluar la cantidad de dióxido de azufre liberada en una erupción volcánica. La conclusión es que los valores reales son de una o dos órdenes superiores a los que se calculaban. Se han evaluado erupciones como las del Monte Santa Helena (1980), El Chichón (1982), Nevado del Ruiz (1985), Redoubt (1989) y Monte Pinatubo (1991). Esta última erupción liberó 17 megatones de dióxido de azufre a la atmósfera que, en buena parte, fue oxidado hasta sulfatos aerosólicos, que redujeron la cantidad de radiación solar que llegaba hasta la Tierra, lo que contribuyó a un enfriamiento sustancial.