Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Bisfenoles contaminantes

También dentro del vasto campo de los monómeros de plásticos y los polímeros sintéticos se han descrito algunas sustancias con actividad perturbadora endocrina. Ya en el año 1936 se citó al bisfenol-A como un xenoestrógeno. Tras un olvido de muchos años se ha redescubierto recientemente. En cuanto el bisfenil-A puede contaminar a alimentos y medicamentos, a partir de las resinas y policarbonatos usados en los recipientes con los que se comercializan esos productos. Especial atención se le ha dado a su presencia en composites y selladores usados en Odontología. En cuanto al bisfenol-F era básico en la fabricación de la baquelita. Y el bisfenol-AF, que contiene flúor, también está presente en numerosos materiales.