Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Tabaco: Primer cigarrillo

Los fumadores que, desgraciadamente, continúan con ese hábito, tan tremendamente perjudicial para la salud, suelen decir que el primer cigarrillo de cada día es el que les sabe mejor. No les falta razón y la razón científica acaba de ser aclarada. En la zona tegmental central del cerebro se ubican neuronas que responden al neurotransmisor dopamina. Esas neuronas participan en los ciclos de recompensa placentera. La nicotina activa a los receptores nicotínicos de esa zona (sensación placentera), pero los desensibiliza, y ello afecta a la función neuronal. Esta desensibilización implica que las dosis posteriores de nicotina (los cigarrillos después del primero) necesitan ser cada vez mayores para poder experimentar el mismo grado de placer.