Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Filtros UVA y UVB

Como hemos señalado anteriormente los rayos UVB poseen una menor longitud de onda que los A. Son más energéticos, pero penetran menos, por las interacciones que ocurren con moléculas cromóforas. Hasta hace poco se creía que los UVA, menos energéticos, contribuían muy poco al envejecimiento o deterioro de la piel. De hecho, muchas instalaciones bronceadoras, operan usando rayos UVA. La realidad es que los UVA parecen intervenir bastante en el deterioro de la piel. Por otra parte, muchos componentes de los protectores solares filtran principalmente los UVB pero, en mucha menor medida, los UVA.