Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Futuro

Para intentar que en los seres humanos obesos la leptina pueda ejercer sus efecto se están llevando a cabo diversas aproximaciones investigadoras. Una de ellas es encontrar leptinas de segunda generación, es decir, moléculas más solubles que se parezcan a ella y que sean más estables, para que permanezcan más tiempo en la corriente sanguínea. También se intenta obtener moléculas de menor tamaño que leptina que superen más fácilmente la barrera hematoencefálica y puedan alcanzar el hipotálamo y ejercer su acción sobre las correspondientes neuronas orexigénicas y anorexigénicas.