Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Percepción transgénica

Los alimentos transgénicos son una realidad y les acompaña la polémica. La postura más inteligente sería la de estar informados al respecto del modo más completo y preciso posible. Por ello, son muchas las iniciativas que tienen lugar, dirigidas a fomentar el debate social y la comprensión de la repercusiones de las aplicaciones de las nuevas biotecnologías del ADN recombinantes, principalmente en sus expresiones concretas de organismos genéticamente modificados (OGM) o, más concretamente, debido a la mayor sensibilización de la población al respecto, en forma de alimentos transgénicos o alimentos genéticamente modificado (AGM).

Muchas veces en estos temas las posturas tienden a polarizarse a los extremos y a ignorar los argumentos de los contrincantes. Por ello, son muy loables actividades como la que organizará los próximos días 1 y 2 de octubre, en Valencia, la Fundación Valenciana de Estudios Valencianos, que científicamente pilota de modo admirable el profesor Santiago Grisolía.

REFLEXIONES. Se trata de unas Jornadas municipales sobre Reflexiones en torno a los alimentos transgénicos, coordinadas por el investigador científico del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos de Valencia Daniel Ramón Vidal. El Dr. Ramón reúne tres peculiaridades muy interesantes: es un experimentado científico sobre alimentos transgénicos con reconocimiento internacional; también es un ameno y preciso divulgador científico, con varios libros publicados que han constituido relevantes éxitos y, en tercer e importante lugar, es un científico al que se puede calificar de socialmente muy comprometido.

Las Jornadas estarán dirigidas tanto a la población en general como a los responsables municipales y sanitarios o a científicos sensibilizados. Durante dos días completos, se articularán, aparte de su inauguración y clausura con conclusiones, a través de cuatro sesiones específicas y dos Mesas Redondas.

Las sesiones se dedicarán a proporcionar información precisa y de primera mano, sobre las diversas facetas relacionadas con los alimentostransgénicos: Alimentos transgénicos vegetales, Alimentos transgénicos animales y fermentados, Riesgos y beneficios de los alimentos transgénicos y Repercusiones éticas y sociales. La casi una veintena de ponentes se han escogido entre los mejores especialistas españoles sobre esos temas y son, en su mayoría, catedráticos de Universidad, profesores de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Cinéticas y altos responsables de organismos de la Administración. En cuanto a la primera Mesa Redonda es de gran interés informativo ya que se dedicará al tratamiento que tienen los alimentos transgénicos en los medios de comunicación.

PERCEPCIÓN. La segunda Mesa Redonda, presidida por el profesor Santiago Grisolía, tratará de la percepción pública de los alimentos transgénicos. En ella participarán, además del propio firmante de estas líneas, Isabel Tocino, presidenta de Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados; Ramón Tamames, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid; Carlos Dávila, director del programa "Tercer Grado" de TVE; y Javier Angelina, presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios de Madrid.

La percepción pública de los alimentos transgénicos es un motivo obligado de reflexión para múltiples sectores de la sociedad: productores y desarrolladores de alimentos transgénicos; dirigentes y entes legislativos, políticos, sanitarios, sociales y morales; educadores; responsables de los medios de comunicación, etc.

En relación con ello, cabe recordar que la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea dedicó una de las últimas encuestas denominadas Eurobarómetros al tema de "Los europeos, la Ciencia y la tecnología". Ese Eurobarómetro 55.2 se realizó entre el 10 mayo y el 15 junio del año 2001, con sus resultados hechos públicos a finales del pasado año, cubriendo a 16.029 encuestados, es decir, aproximadamente unos 1000 por país. Entre sus siete grandes apartados, uno de ellos se dedicaba a las diversas preguntas respecto a los AGM. Es de destacar que el 70,9% de los encuestados europeos expresaron su rechazo claro a los alimentos transgénicos y que más del 54% consideran que constituyen un peligro para el medio ambiente.

¿Están relacionados el rechazo o la aceptación con el grado de instrucción de los encuestados?. En el informe oficial sobre el Eurobarómetro se indica expresamente que el sentimiento de amenaza solo varía ligeramente en relación con el nivel de estudios o conocimiento de las personas encuestadas. Sin embargo, en mi modesta opinión, este aspecto no está suficientemente profundizado en el Eurobarómetro ya que la clasificación del grado de instrucción la realiza meramente en relación con la edad de finalización de los estudios, más que en relación con loa formación o conocimientos reales. Así, si esa edad era menor que los 15 años ello suponía una valoración media de 6,4; entre los 16-19 años de 7,9 y superiores a los 20 años la media utilizada fue la de 9,0.

ENCUESTAS. Para tener más datos respecto a la influencia de la formación de las personas sobre su percepción respecto a los AGM y, sin ánimo de realizar un verdadero estudio científico al respecto, hace unos pocos meses elaboré una encuesta con 13 preguntas, entre ellas las 5 ó 6 incluidas en el Eurobarómetro, que fueron suministradas y contestadas por los siguientes colectivos: 58 alumnos de 4º curso de ESO que tenían conocimientos de Biología; 70 alumnos de 1º de BUP con conocimientos de asignaturas científicas; 94 alumnos de 2º curso de Facultad de Psicología, con conocimientos de Psicobiología; 72 alumnos de 1º curso de Facultad de Medicina, con conocimientos de Biología Molecular; 20 profesores de Instituto; 19 profesores de la Facultad de Medicina. Aparte de ello, se contaban con los propios datos del Eurobarómetro y con los resultados de una encuesta realizada a través de la edición electrónica del periódico La verdad, contestada por e-mail por varios centenares de lectores, con una única pregunta, sobre la aceptación o rechazo de los AGM.

En relación con la formación científica específica de los encuestados se podrían establecer tres grupos: menos instruidos (Eurobarómetro, lectores periódico); instruidos (alumnos de Instituto y Universidad; profesores Instituto) y muy instruidos (profesores Facultad Medicina). ¿Cuáles ha sido los resultados más relevantes?.

1. Con independencia del grado de formación, la inmensa mayoría de los encuestados (siempre más del 80%) quieren tener derecho a escoger entre AGM y alimentos no GM, quieren saber más sobre AGM antes de consumirlos y opinan que su introducción debe posponerse a la demostración científica de que no causarán males.

2. Lo más interesante es el acuerdo o desacuerdo en el rechazo total de los AGM. El sí al rechazo es claro y mayoritario en el grupo menos instruido (Eurobarómetro: 70,9%; La verdad: 52%). Por el contrario, la negativa al rechazo supera el 75% en el grupo instruido y llega a alcanzar el 90% en el grupo muy instruido (profesores Facultad de Medicina).

3. Ante la pregunta ¿Cree que los AGM causan daños ambientales?, mientras que en el grupo menos instruido (Eurobarómetro) contestan afirmativamente el 59,4%, en el instruido el 23% y en el más instruido el 22%

4. Por último, la aceptación es mayoritaria (entre 50-90%) en todos los grupos instruidos y muy instruidos para todas las aplicaciones posibles de las biotecnologías del ADN recombinante: mejora de plantas, modificaciones de microorganismos, aplicaciones ganaderas o aplicaciones terapéuticas sobre células humanas no embrionarias y embrionarias

Podríamos concluir resaltando la necesidad de una mayor y mejor información sobre los AGM y la conveniencia de la existencia de un debate permanente sobre los usos de los avances científicos. La sociedad, del modo más amplio posible, debe participar, permanentemente, para conseguir moderar los intereses económicos y empresariales de las grandes multinacionales.

Y, los medios de comunicación habrían de reflexionar sobre cuál debe ser su actuación y para no estar supeditados a la inmediatez y espectacularidad de las noticias.