Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Picante

Algunos pimientos picantes y guindillas lo son más que otros. La prestigiosa revista PNAS en su número de agosto se hace eco de una investigación realizada en Bolivia sobre su capacidad picante (contenido en capsaicina). Los pájaros los comen y dispersan las semillas, mientras que algunos insectos rompen su piel lo que permite que sean atacados por hongos microbianos. La investigación ha encontrado que en los lugares con mayor cantidad de insectos las plantas tienden a ser más picantes y que los capsaicinoides disminuyen el crecimiento bacteriano, mientras que los pájaros no sienten la capsaicina. Es decir, que el picante mata los parásitos y atrae a los pájaros.