Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Apetito: Hormona GLP-1

Un grupo de investigadores daneses y americanos ha descubierto que el suministro de unas dosis adicionales de una hormona natural puede reducir el apetito, combatiendo el sobrepeso. Se trata de una hormona digestiva, la GLP-1, secretada en el intestino como respuesta a la ingesta de alimentos. La sangre la transporta hasta la zona cerebral del hipotálamo que controla el apetito, por lo que el suministro externo de la hormona (por ahora los ensayos se han hecho vía intravenosa) "engaña" al cerebro con una señal de saciedad, que hace que se limite la ingesta alimentaria. Se espera que en dos o tres años esta hormona natural pueda estar comercializada en el mercado en forma de píldora o tableta.