Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Aceite de lino: Precauciones

La costumbre de tomar suplementos y aditivos naturales de origen vegetal para prevenir o curar enfermedades se extiende a gran velocidad y hay que ser precavidos al respecto. Deben existir bases experimentales y no solo modas. Ahora, en Estados Unidos, se extiende la del consumo de aceite de lino, que contiene una alta proporción de ácido alfa-linolénico, al que se le achacan reducir los lípidos, prevenir el cáncer y mejorar el sistema inmune. Pero, aunque ello ocurre en ratas y ratones, no está aun demostrado que suceda también en humanos, aparte de que su capacidad de oxidarse con el aire es tan alta que deberían estudiarse los efectos posibles de los productos de la oxidación.