Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Aceite de oliva: Tensión arterial

Buenas noticias respecto al consumo de aceite de oliva en los casos de hipertensión. Así lo demuestra una Investigación hecha por científicos italianos y publicada en la revista Archives of Internal Medicine, sobre pacientes hipertensos cuyas dietas normales incluían un 34% de calorías de grasas, con un 11% de grasas saturadas. Se les recomendó seguir durante seis meses una dieta con un total de 26% de calorías procedentes de grasas, con un 6% de grasas saturadas. La mitad de ellos utilizaron como fuente principal de lípidos el aceite de oliva virgen. El otro 50% en lugar de aceite de oliva consumieron aceite de girasol. Los primeros lograron un descenso mucho más acusado en la presión arterial que los segundos, de modo que a la mayoría de los consumidores de aceite de oliva, al cabo de los seis meses, se les hizo disminuir o suprimir sus medicamentos para reducir la tensión.