Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Omega-3

Omega-3

Diariamente deberíamos ingerir 2-3 gramos de ácidos omega-3. ¿De dónde?. a) Los aceites de pescado contienen altas proporciones (sardina 21%, hígado de bacalao 18%), los pescados frescos también (salmón 2,1%, trucha 1,15%, pescados azules, sardinas en aceite, atún blanco: 1%); b) Asimismo, algunos productos vegetales poseen una baja proporción omega-6/omega-3. Así, por 100g, las semillas de lino 5 g y 20 g respectivamente; las de calabaza 20 y 8; las de cáñamo, 21 y 7; las nueces 28 y 6, es decir, en todos los casos su relación es menor de 5:1, por lo que su consumo puede ayudarnos a mejorar el cociente procedente del resto de nuestros alimentos. En el futuro, cuando sean más usuales, podría ser interesante el consumo de queso y leche orgánicas obtenidos de animales alimentados con pastos, no con maíz, que es tremendamente rico en omega-6.