Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Vino blanco y cardioprotección

Dipak Das, un biólogo molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut en USA ha publicado una investigación sobre el efecto del vino blanco sobre ratas de laboratorio, con la conclusión de que sus efectos cardioprotectores (con ingestas equivalentes a las de una o dos copas diarias del vino en humanos) son muy similares a los que produce el vino tinto, al compararlas con otros animales controles que sólo bebieron agua o agua adicionada con la proporción equivalente de alcohol puro. Los efectos protectores también fueron evidentes sobre la tensión y sobre ratas que había sufrido un ataque cardíaco y los investigadores han encontrado datos que apoyan que todo ello está mediado también por fenoles que provocan un efecto protector hacia las mitocondrias celulares protegiendo a sus células de la apoptosis o “suicidio celular”.