Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Dietas astringentes

Las denominadas dietas astringentes o antidiarreicas coadyuvan al tratamiento y recuperación de las diarreas producidas por diversas causas. Su grado de rigurosidad puede ser desde muy elevado a moderado, pero como principios generales se pueden indicar: 1) Evitar las fibras vegetales estimulantes del peristaltismo; 2) Suprimir productos de digestión prolongada tales como leche y grasas; 3) Suprimir irritantes y estimulantes tales como fritos, salados, embutidos, café, naranjadas muy azucaradas; 4) Ingerir pequeñas cantidades de alimento (agua de arroz, arroz hervido, pollo o pescado hervido, zanahoria hervida, etcétera.). En la fase primera puede estar indicada una dieta absoluta, en la fase 2 una líquida, en la fase 3 una sólida muy controlada y la fase 4 se introducirían sémolas, pastas, jamón cocido, yogur, verduras hervidas, galletas, etcétera., antes de pasar progresivamente a una alimentación normal.