Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Gota: Alimentación

La gota es una enfermedad caracterizada por una superproducción de ácido úrico, producto catabólico de las purinas, bien de las tomadas en la dieta o bien las producidas endógenamente. La dieta del gotoso debe intentar alcanzar el peso adecuado, limitar las bebidas alcohólicas y reducir la ingesta de purinas. Estas, no se encuentran presentes significativamente en leche y sus derivados, huevos, cereales, pastas alimenticias, verduras, hortalizas (excepto espárragos, champiñones, coliflor) y azúcar, que se utilizarán, primordialmente en caso de crisis agudas. Por el contrario, son especialmente ricos en purinas las vísceras (mollejas, 1030 mg por 100 g; corazón, 400; hígado, 350; riñón, 240), algunos pescados grasos (sardinas, 500; anchoas, 360; arenque, 80; atún, 290, etcétera.), mariscos (almejas, 370; gambas, 70; langosta, 175, etcétera.). Las carnes y pescados blancos contienen menos cantidad (unos 100 mg) y algunas legumbres poseen cantidades moderadas (garbanzos, 140; guisantes, 45; judías, 130; lentejas, 185).