Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Té verde: Cáncer

Hace ya algún tiempo se estableció una relación positiva entre el consumo de té verde y su acción protectora anticancerosa. La revista SCIENCE acaba de publicar otros hallazgos, al respecto, hechos por científicos americanos. Las catequinas polifenólicas se encuentran presentes, como tales, en el té verde, pero no en el negro. Y, concretamente, es el galato de 3-epigalocatequina la sustancia activa que inhibe específicamente a la enzima uroquinasa. Esta enzima proteolítica se sobreexpresa en los cánceres humanos y su participación ayuda a la invasión celular y a las metástasis. Mejor aun, se afirma que la cantidad de esa catequina presente en una taza de té verde es lo suficientemente elevada para lograr la inhibición efectiva de la enzima.